lunes, 27 de marzo de 2017

Llámenme loco.
No importa, porque ella sabe de mi locura.
Lo ve en mis ojos cuando me mira, inmóvil, callada.
Ahí desde tu cumbre y abrazando el cielo llegas a tocar aquel corazón que te admira y se embelesa contigo, y yo…¡Ay! Y si te digo que mi corazón repica con el mismo son que tus campanas y que si nuestras miradas se encuentran no harán falta palabras.
Silencio, sones, incienso y azahar.


1 comentario:

  1. Hola. Veo que tienes un blog muy interesante. Lo voy a enlazar con el mío: anallevaalosolaavellana.blogspot.com.es Además, te invito a los grupos de Facebook "Sintaxis, por Alfonso Ruiz de Aguirre" y "Literatura, por Alfonso Ruiz de Aguirre".
    Saludos.

    ResponderEliminar